El BS liquida les darreres ‘participacions preferents’, falten encara les ‘quotes participatives

Banco Sabadell salva a los últimos preferentistas de la CAM

Los tenedores de obligaciones subordinadas y participaciones preferentes recuperarán el 100% de su inversión

X. M.  24 diciembre 201400:37

Banco Sabadell, entidad que adquirió la extinta Caja Mediterráneo (CAM), anunció ayer la amortización anticipada del saldo vivo de diez emisiones de participaciones preferentes y obligaciones subordinadas por un importe conjunto de 85,3 millones. De ellos, algo más de 36 millones corresponden a emisiones de la caja alicantina y otros 100.000 euros son obligaciones subordinadas de Caja de Ahorros de Torrent que tenían como fecha de vencimiento el próximo 25 de febrero, según comunicó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De este modo, la entidad financiera catalana da una salida a los inversores que todavía están en posesión de algunos de estos productos, ya que recuperarán lo invertido. Banco Sabadell, con la autorización previa del Banco de España, abonará en efectivo el 100% del importe nominal y, en su caso, la remuneración devengada y no pagada. Con ello, la entidad ya no cuenta con ningún producto híbrido en su balance.

Los inversores que todavía poseen alguno de estos productos son aquellos minoristas que en su momento rehusaron acudir al canje por acciones que ofreció la entidad. Por el contrario, quienes optaron por convertir el producto en títulos de Banco Sabadell salieron ganando por la evolución que ha tenido la cotización de la entidad desde entonces. Para los primeros, el mal menor es recuperar el 100% del valor nominal de su inversión.

Banco Sabadell realizó en 2012 dos ofertas de canje por acciones sobre las participaciones preferentes y obligaciones subordinadas colocadas a la clientela minorista. Como consecuencia de estos canjes, los tenedores han podido recuperar la totalidad del dinero invertido más una rentabilidad adicional si han mantenido las acciones. La rentabilidad actual acumulada es del 11% para expreferentistas BS y Guipuzcoano y del 23% para los poseedores de preferentes de la extinta CAM.

Se trata, no obstante, de emisiones residuales diferentes de las cuotas participativas que en su mometo emitió la CAM, un instrumento cotizado similar a las acciones -con cobro de dividendos pero sin derechos políticos- en el que quedaron atrapados miles de inversores tras la intervención de la caja alicantina. En el proceso de liquidación de la entidad, iniciado en 2012 bajo la dirección del FROB, las cuotas participativas quedaron valoradas a cero euros.

Pese a que estos ahorradores intentan que Banco Sabadell responda por esas cuotas, la entidad siempre ha defendido que estos productos no forman parte de los activos de Banco CAM, la entidad que adquirió, sino que quedaron en la caja que posteriormente se transformó en fundación. No obstante, el juez de la Audiencia Nacional que investiga a los anteriores responsables de la entidad alicantina decidió el pasado verano ampliar a Banco Sabadell la responsabilidad civil subsidiaria por las cuotas participativas de la CAM.

De entre las emisiones que se amortizarán, la de mayor importe son las participaciones preferentes serie C emitidas por Capital CAM SAU, cuyo saldo vivo es de 20,4 millones de euros. Tras esta se sitúan otras dos emisiones (participaciones preferentes serie A y participaciones preferentes serie B) de 6,97 y 3,45 millones, respectivamente.

Por otro lado, existe una emisión de deuda subordinada especial original de Caja de Ahorros del Mediterráneo cuyo saldo vivo es de 6,13 millones de euros que también será amortizada.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *