Es complica l’acord valencià amb un Podemos espanyol, on els valencians, una vegada més, seriem una sucursal per ofrenar ‘noves glòries’

Iglesias/Errejón: “Podemos serà el nom i l’eix de la candidatura” Els líders del partit reivindiquen la seua estratègia en una carta a la militància i rebutgen la identificació amb “el margen izquierdo del tablero”. “Conformamos una candidatura de nombre difícil”, justifiquen respecte Cataluña. Per a Podemos la ‘soberanía popular‘ a recuperar és l’espanyola i la valenciana, com és natural, els importa una figa.llosavalenciana

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón han dirigido este sábado una carta abierta a los simpatizantes de Podemos en la que reivindican la estrategia electoral y el proyecto del partido con vistas a las elecciones generales del 20 de diciembre. Tras reconocer que el resultado logrado el pasado domingo por la candidatura Catalunya Sí que es Pot —11 escaños en el Parlament— “no es satisfactorio ni se corresponde con el esfuerzo y el compromiso que Podemos ha volcado en esta cita clave”, el secretario general y el secretario de Política de la formación se reafirman “en que la palanca para multiplicar fuerzas y tender la mano a mucha gente distinta por el cambio político y la recuperación de la soberanía popular tiene un nombre fraguado en este año nada sencillo”.
“Por eso”, prosigue la carta, “Podemos será el nombre y eje articulador de la candidatura del cambio para las elecciones generales”. Mientras Iglesias y Errejón compartían esta reflexión, el aspirante de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, transmitía a la dirección de la federación de izquierdas su intención de ser “candidato de la unidad popular”. Esa hipótesis de unidad, una vez enterradas, aparentemente, las siglas de IU, es lo que las formaciones de la izquierda alternativa llevan estudiando desde las elecciones autonómicas y municipales de mayo. Pero, cuando queda un mes para tomar una decisión y registrar una coalición en los plazos previstos, la dirección de Podemos sigue determinada no solo a liderar cualquier alianza sino a desvincularla de un espacio político concreto. “Nuestros adversarios”, escriben Iglesias y Errejón, “quieren encajonarnos en el margen izquierdo del tablero y encerrarnos a hablar de nosotros mismos. Nosotros seguimos sabiendo que los de arriba no tienen proyecto para el país real y que nuestras ideas son de sentido común, transversales y transformadoras”.
Los dos dirigentes ofrecen, además, su explicación al mal resultado de Catalunya Sí que es Pot. Además de la voluntad de hacer frente a la polarización entre Artur Mas y el PP o Ciudadanos, reconocen: “Conformamos una candidatura de nombre difícil… y elegimos un candidato independiente que expresase que éramos más que la suma de fuerzas políticas. Por desgracia, no contamos en esa candidatura con todas las fuerzas y compañeros que nos habría gustado para conformar ese polo ciudadano con el que patear el tablero catalán”. En cualquier caso, expresan “la convicción de que mucha gente que está esperando a las generales para votar Podemos no nos encontró el domingo entre las papeletas de los colegios electorales”.
A pesar de ello, Iglesias y Errejón defienden la estrategia de concurrir con soluciones distintas en comunidades, como Cataluña o Galicia, que tienen dinámicas políticas propias. “España es un país plurinacional, donde conviven pueblos con identidades diferentes, y nosotros queremos construir un futuro de soberanía popular con todos, juntos, pero sabemos que el mejor pegamento es la seducción, la democracia y el acuerdo”.
Los politólogos rechazan, además, que el resultado de Catalunya Sí que es Pot pueda determinar el de Podemos el 20-D, e invitan a sumar fuerzas para lograr el cambio político, siguiendo el ejemplo de las listas que ahora gobiernan en Madrid y en Barcelona. “Hay quien dice que este tropiezo cierra la puerta al cambio político. Son, os acordaréis, los mismos que dijeron que como mucho sacábamos un eurodiputado, los que en Vistalegre nos dijeron que nos dividíamos por debatir y que era nuestro fin, los que decían que no llenaríamos Sol en la marcha del cambio, los que en Andalucía nos insistían en que todo volvía a ser como siempre, los que decían que no era posible ganar las principales alcaldías para el cambio. Los que militan en el No Se Puede con tanto fervor que nos hacen sospechar”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *