Levante-EMV es fa ressò de la resposta de l’alcaldessa de Sueca a RV/PVE sobre l’apertura de la Casa Museu Joan Fuster

Flash

EDICIÓ DE LA RIBERA
La alcaldesa confirma que la Casa Fuster se abrirá al público en 6 meses. El ayuntamiento ultima las reformas para mejorar la accesibilidad y la seguridad contra incendios.

La alcaldesa confirma que la Casa Fuster se abrirá al público en 6 meseseva melero |sueca |1.01.2016 | 22:56
El Ayuntamiento de Sueca está trabajando desde hace años para abrir al público la casa donde vivió y trabajó el ensayista Joan Fuster (Sueca, 1922-1992). Aunque se están llevando a cabo numerosos esfuerzos, la alcaldesa, Raquel Tamarit, admite en un escrito dirigido a República Valenciana-Partit Valencianiste Europeu (RV-PVE), que «es un proceso bastante complicado», si bien aseguran que será una realidad este año.
Esta agrupación había reclamado al consistorio suecano, la Diputación de Valencia y la Generalitat, que «arbitren las medidas administrativas y legales para proceder urgentemente a la reserva presupuestaria suficiente y a la dotación de personal con el fin de que la Casa Museu de Joan Fuster pueda abrir sus puertas en 2016».

En este sentido, la alcaldesa precisó en su respuesta que «tenemos casi la completa convicción de que a finales del primer semestre o principios del segundo se podrá abrir al público», asegura.

Los diferentes gobiernos del municipio de Sueca han llevado a cabo intervenciones e inversiones desde que en 2011 el municipio asumiera la gestión de la emblemática casa ubicada en el número 10 de la calle Sant Josep.

En aquel momento, en virtud de un convenio con la Generalitat, el consistorio tomó las responsabilidades de custodia del legado compuesto por libros, archivo y obras de arte; ordenación, clasificación y conservación de los documentos y materiales de consulta; catalogación, conservación y exhibición de los cuadros y resto de material gráfico; promoción y difusión del fondo bibliográfico, así como la organización de actividades con la finalidad de convertir el edificio en un centro de actividades culturales sobre el pensamiento y la obra de Fuster.

La Generalitat, propietaria del inmueble, limitaba su papel a una función asesora únicamente. El centro documental y de investigación ya está en marcha desde hace varios años.

Paralelamente, el consistorio alcanzó un acuerdo con Josep Palacios por el cual el heredero del escritor cedió la custodia del legado al municipio. Este acuerdo contemplaba la redacción de los reglamentos sobre los usos de los distintos fondos documentales y artísticos. Se nombró director al bibliotecario municipal, Joan Antoni Carrasquer, quien llevó adelante todos estos aspectos. El pasado mes de octubre, Carrasquer dimitió por motivos personales, relevándole en el cargo el filólogo y escritor Francesc Pérez Moragón.

Ahora, el ayuntamiento ultima detalles para que el espacio museístico pueda abrir sus puertas con todas las garantías legales. En su escrito de respuesta a RV-PVE, Raquel Tamarit, explica que el inmueble requiere de ciertas reformas de infraestructura para que pueda abrirse al público «en condiciones óptimas». Así, la primera autoridad municipal detalla que necesita mejoras en la accesibilidad para que el espacio no ofrezca impedimentos para nadie; su adaptación para poder realizar visitas y talleres escolares; acondicionamiento antiincendios, y otras medidas legalmente imprescindibles.

Todo ello, según apunta la alcaldesa, «exige la tramitación de una serie de expedientes de contratación que implican, además del correspondiente gasto económico, una fuerte dedicación en tiempo por parte del personal implicado en la gestión de la Casa Joan Fuster».

Para empezar a funcionar se deben redactar los textos de los trípticos, guías así como el resto de material de divulgación.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *